Tasa Robin Hood: Una solución para la gente de a pie

Posted by oxfameu on 21/06/12

Por Àngela Corbalán

En tiempos de vacas flacas como ahora, una tasa a las transacciones financieras supondría una inyección extra de dinero para la salud y educación públicas difícil de desperdiciar. Pero curiosamente, como ha sucedido con otras ideas brillantes en la historia de la humanidad, la tasa Robin Hood no convence a todos, así de entrada.

De todas formas, nos han llegado buenas noticias desde la cumbre del G20 en México. Aunque no se ha logrado un respaldo a la iniciativa durante la cumbre, el Presidente de la Comisión Europea José Manuel Barroso ha dicho que una decisión, a nivel europeo, está al caer. También se ha comprometido a llevar este debate a la cumbre de Rio + 20, que comenzó ayer en Brasil, y allí insistir que no se debe olvidar a los más pobres al valorar dónde deberían ir los ingresos de esta tasa. Por su parte, hace unas horas, el Presidente francés François Hollande ha reiterado que no basta con hablar solamente de ella, ya ha llegado el momento de ponerla en marcha. Y si no es a nivel de G20, al menos entre un grupo de países, anticipando que “confía en que entre en vigor el año que viene”.

De hecho, Francia, Alemania y Austria están apretando para que se tome una decisión o bien, en la reunión de Ministros de Finanzas de la UE de mañana viernes o en la Cumbre de Jefes de Estado de la UE a finales de la próxima semana. Dada la resistencia de ciertos gobiernos como Reino Unido y Suecia, lo que estos tres países quieren es dar el empujón definitivo a la tasa junto a un grupo de países pioneros.

Nueve gobiernos, entre ellos España, se desmarcaron ya a principios de año al pedirle a Dinamarca, país que ostenta la presidencia rotativa de la UE, que se diera prisa con esta propuesta. Estos nueve países representan el 90% por del PIB de la zona euro y el 67% del PIB de la toda la UE. Así que un impuesto sobre las transacciones financieras en estos países, incluso si sólo se aplica sobre intercambio de acciones y derivados financieros podría recaudar hasta €40 mil millones cada año. Sin duda, un buen puñado de euros difícil de dejar escapar.

Una vez se dé la luz verde a la tasa, dónde destinar el dinero tomará protagonismo.

Lo que países como Francia y la sociedad civil queremos, tal y como también insiste el Presidente Barroso, es que el beneficio recaiga en los que más lo necesitan, que justamente son los que menos culpa tienen del caos económico en el que estamos todos sumergidos. Estamos hablando de dinero para políticas sociales, para que la educación y la sanidad, tanto en Europa como en los países pobres, no se vean amenazadas, como está ocurriendo en España y otros lugares. También estamos hablando de fondos que podrían contribuir a la lucha contra el cambio climático al que nos enfrentamos nosotros, nuestros hijos y futuras generaciones.

El mes pasado, un Eurobarómetro del Parlamento Europeo nos reveló que dos tercios de los europeos apoyan la también llamada tasa Tobin, en honor a su inventor, el Premio Nobel de Economía James Tobin. Cada vez somos más los que creemos que una tasa Robin Hood es factible, y muy necesaria. Sabemos que su coste no recaería en el ciudadano de a pie, pero por lo contrario, le podría -y debería- beneficiar. Economistas de renombre como Jeffrey Sachs y otras personalidades como Kofi Annan, Desmond Tutu y Ban Ki Moon están de nuestra parte.

Àngela Corbalán es responsable de prensa de la Oficina Unión Europea de Oxfam International, en Bruselas.

This blog post has been published today in Euro EFE.

Leave a Reply »»

*
To prove you're a person (not a spam script), type the security word shown in the picture.
Anti-Spam Image

Oxfam's EU Advocacy office in Brussels rss

Oxfam's EU Advocacy office in Brussels works to ensure EU policies and practices affecting poor countries have a greater impact on those most in need. Our work spans numerous policy areas including development aid, food security, climate change, and the provision of humanitarian assistance to victims of conflicts and natural disasters. more.



  • Twitter (@OxfamEU)

    Advertisement