Tasa Robin Hood… luces, cámara, acción!

Por Àngela Corbalán, Jefa de Comunicación de la Oficina de Oxfam ante la UE

Hoy lanzamos un cortometraje sobre la tasa “Robin Hood”, dirigido por el director de Harry Potter David Yates. Cuenta con caras conocidas como la del recientemente galardonado con un Premio Goya Javier Cámara, así como también Clémence Poesy, Bill Nighy, Heike Makatsch y Andrew Lincoln.

El corto da una perspectiva cómica de la tasa a las transacciones financieras (TTF), en clave futurista. De todas formas, lo que tienen entre manos ahora mismo once países europeos, entre ellos España, es cosa seria. Con Francia y Alemania a la cabeza, este grupo de países pioneros están a punto de dar el salto e implementar este impuesto a los bancos este mismo año. Una diminuta tasa podría mobilizar hasta 37,000 millones de euros al año.

Y aquí está el debate: ¿qué se debería hacer con el dinero recaudado?

Desde Oxfam, y junto a centenares de organizaciones de la sociedad civil en 25 países, economistas de renombre y políticos, estamos mandado un mensaje claro a nuestros gobiernos: el dinero de la tasa debería destinarse a luchar contra la pobreza en Europa y en los países pobres, y a combatir el cambio climático que nos amenaza ya a todos.

Se trata de justica social. Hacer pagar al sector financiero por el caos económico en el que ha sumergido a Europa desde hace ya más de cinco años.

Con cerca de un cuarto de los europeos viviendo bajo el umbral de la pobreza, la tasa Robin Hood es una alternativa evidente a las políticas de austeridad. Estas medidas aplicadas en varios países europeos están echando por la borda años y años de protección social que permitía que la desigualdad entre ricos y pobres no se disparara.

Asimismo, la crisis económica global ha dejado un agujero de 65.000 millones de dólares en los presupuestos de los países en vías de desarrollo. Y justamente, en vez de aumentar, los compromisos de los países ricos de apoyar a las naciones más pobres se están desmoronando. 19 países de la Unión Europea, entre ellos España, han recortado o congelado la ayuda europea dirigida a los países pobres, agrandando la brecha económica para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio en 2015 hasta los 36.000 millones de euros.

Justamente con esta cifra, que prácticamente equivale al 5% de los ingresos que se prevén recaudar gracias a la aplicación de la TTF en los 11 países de la UE, se podrían contratar un millón de enfermeras más en África.

En fin. Esperemos que nuestros líderes entren en razón y conviertan este impuesto a los bancos en una auténtica tasa “Robin Hood”.

Leave a Reply »»

*
To prove you're a person (not a spam script), type the security word shown in the picture.
Anti-Spam Image

Oxfam's EU Advocacy office in Brussels rss

Oxfam's EU Advocacy office in Brussels works to ensure EU policies and practices affecting poor countries have a greater impact on those most in need. Our work spans numerous policy areas including development aid, food security, climate change, and the provision of humanitarian assistance to victims of conflicts and natural disasters. more.



  • Twitter (@OxfamEU)

    Advertisement